Prestadores de atención para personas sin hogar

Reapertura segura en California

Para proteger a nuestros ciudadanos más vulnerables durante estos momentos difíciles, el Condado de Orange está trabajando con un grupo diverso de partes interesadas que incluyen ciudades, ONG y organizaciones religiosas para prevenir enfermedades y brotes por COVID-19 en personas sin hogar. La información debajo ofrece pautas para ayudar a nuestros socios comunitarios en la respuesta ante el COVID-19.

Recomendaciones para refugios para personas sin hogar

Desarrollo de un plan de prevención del COVID-19

Todos los refugios para personas sin hogar del Condado de Orange deben tener un plan para prevenir la introducción y la propagación de COVID-19. Este plan debe incluir medidas para asegurar un distanciamiento físico adecuado, educar al personal y a los usuarios sobre el COVID-19 y responder a los casos sospechados o confirmados de COVID-19.  Hay un resumen de medidas fundamentales en la lista de control del Organismo de Salud sobre el COVID-19 para los refugios.

Vacunación de personal y residentes del refugio

La vacunación es la manera más eficaz de protegerse del COVID-19 para las personas que se alojan y trabajan en refugios. El Organismo de Salud del Condado de Orange (OCHCA) puede brindar asistencia a los centros que estén interesados en organizar eventos de vacunación en sus instalaciones.  Los centros interesados deben comunicarse con OCHCA al 714-567-6246.

Uso constante de mascarilla

El Organismo de Salud del Condado de Orange sigue recomendando el uso general de mascarilla en los interiores de refugios para personas sin hogar. Sin embargo, el uso de mascarilla ya no es obligatorio; en la orden del Funcionario de Salud Pública del Estado de California, que se emitió el 20 de septiembre de 2022, se puso fin a este mandato.

El uso de mascarilla sigue siendo una medida fundamental para prevenir la propagación del COVID-19.  La mayor protección la brindan las mascarillas de nivel superior (por ejemplo, N95, KN95, KF94) ajustadas correctamente.  Como alternativa, si una mascarilla de alto nivel de protección no estuviera disponible, se pueden usar mascarillas quirúrgicas.

Análisis de laboratorio de rutina

Los refugios para personas sin hogar son entornos de alto riesgo para la propagación del SARS-CoV-2. El OCHCA no exige que se realicen evaluaciones periódicas al personal y los residentes. Sin embargo, los refugios pueden optar por evaluar al personal y a los residentes de manera rutinaria para identificar o controlar los brotes de COVID-19 en estas instalaciones. En caso de que se decida realizar estas evaluaciones, deben efectuarse al menos una vez a la semana.

Se deben realizar evaluaciones de respuesta al personal y los residentes cuando se identifiquen grupos de casos o brotes.

Prevención de la introducción del COVID-19 en los refugios

La interacción de los residentes en el entorno comunitario fuera de un refugio conlleva el riesgo de que se introduzca el virus en el refugio.  Las instalaciones deben tener políticas en relación con las actividades de los residentes fuera del refugio que equilibren los derechos, la calidad de vida y la salud de los residentes del refugio con la necesidad de limitar el riesgo de introducir el COVID-19.

La Orden de Salud Pública del Estado de California actualizada ya no exige el distanciamiento físico en los refugios.  Sin embargo, de conformidad con las pautas de los CDC, el Organismo de Salud del Condado de Orange (OCHCA) continúa recomendando encarecidamente que, sin importar su estado de vacunación, todos los clientes, el personal y los voluntarios sigan manteniendo la distancia física en los refugios tanto como sea posible. Las recomendaciones específicas incluyen las siguientes:

Recomendaciones para las áreas comunes

  • Procure que las comidas y otras actividades grupales se realicen al aire libre en la medida de lo posible, sobre todo en el caso de las comidas, ya que las mascarillas deben quitarse para comer o beber.
  • En las áreas comunes que se encuentren en el interior, se recomienda mantener el distanciamiento físico siempre que sea posible, lo que incluye los asientos en los comedores compartidos u otras actividades grupales en interiores.
  • Los integrantes de un mismo núcleo familiar pueden sentarse juntos en el interior sin distanciarse, pero deben mantener el distanciamiento con otras personas en la medida de lo posible.
  • Distribuya el horario para reducir la aglomeración de personas para el uso de:
    • Comedores compartidos
    • Áreas comunes como cocinas, salas de estar y áreas recreativas
    • Instalaciones de baño
  • Eduque a los clientes y al personal con respecto a las medidas básicas para el control de las infecciones respiratorias, lo cual incluye la higiene de las manos, la higiene respiratoria y los modales para toser.
  • Siga las indicaciones de limpieza y desinfección de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) para las instalaciones comunitarias y para limpiar las instalaciones si una persona está enferma.
  • Coloque letreros en todo el lugar con recordatorios sobre la higiene de las manos, el uso obligatorio de mascarilla, los modales para toser y la notificación de cualquier síntoma al personal.

Recomendaciones para las áreas para dormir

  • Las colchonetas/catres/camas para los clientes que no presenten síntomas de COVID-19 deben colocarse de modo que cada uno duerma con la cabeza frente a los pies del otro y estén distanciados lo más que se pueda.
  • El distanciamiento físico no es necesario entre los integrantes de un mismo núcleo familiar.

Manejo de clientes sintomáticos

Los clientes con síntomas que coinciden con los de COVID-19 deben realizarse pruebas lo antes posible y deben permanecer aislados hasta que se conozcan los resultados de las pruebas. Si no es posible ubicarlos en habitaciones individuales, asegúrese de que se mantenga el distanciamiento físico con los clientes asintomáticos.

Recursos:

Alertas visuales: